miércoles, 20 de enero de 2010

¿De qué te disfrazas tú?

El último día de clase terminamos con el tema de los disfraces. Como dijimos el día anterior repartieron unos papelitos con los disfraces de la pizarra que entre todo habíamos escrito. Y al día siguiente, es decir, hoy, debíamos venir disfrazados de lo que nos tocase. El disfraz debía ser de una cosa en concreto pero podía tener toques nuestros personales característicos o podíamos cambiar algo si queríamos también.

A mí me tocó disfrazarme para las fiestas del pueblo.
La verdad es que no me esforcé mucho en el disfraz porque no tengo pueblo y no he ido a las fiestas de ningún pueblo, pero si hubiese ido habría ido vestida normal. También depende del pueblo porque hay pueblos en los que se visten muy elegantes y otros en los que no se ponen nada especial. Pero lo que no se me ocurrió en ningún momento fue ponerme una camiseta de una peña, porque aunque sólo son unos cuantos del pueblos es una forma de disfrazarse. Pero no se me ocurrió hasta que en clase me lo comentaron ese mismo día.
Al llegar a casa hice una camiseta de una peña imitando las fiestas del pueblo.

En clase había disfraces muy bien hechos por ejemplo de médico, de cirujano, para a un funeral, de hippie, de bruja, de profe de primaria, de halloween, etc.
También había disfraces inventados que no habían venido el día anterior a clase y se inventaron su propio disfraz, una buena idea porque además se esforzaron en pensarlo. Por ejemplo había disfraces de Telepizza o de la primera comunión.



Ya empezamos la clase eligiendo dos presentadores para presentar a los disfrazados. Por fin salió y además una pareja, chico y chica.
Los disfrazados debían salir ante la clase y explicar de qué iban vestidos, cómo lo habían hecho, qué habían utilizado, si habían puesto algo propio y característico o si habían cambiado algo.

Y así empezaron las presentaciones. Empezó Águeda que iba de hippie, llevaba una camiseta de flores muy hippie y un poncho amarillo, en el pelo llevaba una trenza y un pañuelo, llevaba también un collar con el símbolo de la paz y un cigarro en la mano.
Así siguieron presentando todos sus disfraces…
Así es como terminamos la clase y el curso o al menos este cuatrimestre con Pilar.
En este blog se ven todas las actividades y clases que hemos hecho, cómo nos lo hemos pasado de bien pero sobretodo lo que hemos aprendido en unso pocos meses y en tan pocas clases.
Quizás si vemos el blog con tantas actividades y quizá no muy normales porque no son los típicos dibujos de plástica y los trabajos, sino que son actividades más dinámicas. Si nos fijamos y reflexionamos vemos que hemos aprendido cosas nuevas sobre dibujo infantil, a sacerle partido y que nos sea útil de verdad cuando en un futuro seamos profesores y profesoras. Porque si es cierto que podemos conocer tanto de los niños a través de un simple dibujo deberíamos tener una asignatura especial sobre el dibujo infantil, me parecíó un tema muy interesante y curioso. Además de importante, claro, para ayudarnos sobretodo en situaciones que puede que s enso presenten y que nosotros, como profesores, tengamos que solucionarlos o intervenir por cosas que podemos intuir de esos dibujos.
Aprendimos también del chocolate sobre su historia, sobre sus usos y tipos, los lugares dónde lo podemos encontrar, cómo lo entendemos hoy en día y antiguamente...y además hemos aprendido a criticar y fijarnos en los anunios o carteles que hemos trabajado con este tema del chocolate.
Además hemso sentido el chocoalte con nuestras manos y nos ha hecho sentirnos especiales.
Reflexionamos sobre nuestro cuerpo, sobre el de los demás, sobre lo que aceptamos y lo que no y quizás sobre los problemas e inconveneintes que eso nos puede traer en nuestra vida como infravalorarse, menospreciarse, no valorarse ni que nos valoren los demás, sentirnos torpes y más tontos que los demás cuando en absoluto tiene porque ser así. Y todo esto lo hemso podido reflexionar gracias a estas clases de plástica que nso han dado ese tiempo que casi nunca tenemos.
Y además hemos aprendido y reflexionado sobre temas de actualidad como la crisis, la pandemia o la apocalipsis. Cada uno de nsosotros entiende esta realidad de forma diferente y es interesante que todos conozcamso y repsetemos estos puntos de vista. pero para eso debemos conocer la actualidad leyendo la prensa, viendo las noticias y observando todo todo lo que nso rodea, para ver lo que cambia, lo que la gente opina, lso problemas que surgen...Muchas de estas cosas, que sólo podemos observar si vamos atentos por la calle, no están en las noticias. Y lo hemso podido comprobar estos meses cuando íbamos por la calle buscando imágenes y momentos de la crisis, de la pandemia o del apocalipsis.
Gracias a estos trabajos, un año más, hemos aprendido a reflexionar sobre todo lo que está a nuestro alrededor y no quedarnos con lo que nos cuentan o peor todavía, no enterarnos.
El hacer tantas actividades nos permite ponernos en el lugar de los niños pequeños o inventarnos otras activiades que podamos trabajar con ellos igual que las hemos trabajado nosotros para que apredan tanto.
Estas clases son diferentes a todas las clases de artística que se dan y eso es lo atractivo, que son diferentes y mucho más provechosas para nuestro futuro en la escuela.

¿Cuándo nos disfrazamos?, ¿siempre o de vez en cuando?

Cuando hablamos de disfraces nos viene a la mente Halloween, Carnaval o Navidad quizá.
Pero, ¿nunca habéis pensado si el resto de días vamos disfrazados? Por la mañana o por la noche cuando preparamos la ropa pensamos lo que nos apetece ponernos al día siguiente en función de nuestro estado de ánimo o de lo que vayamos a hacer al día siguiente. O quizás influya el haber visto a otra persona con una prenda que tú tienes y al día siguiente te la pones corriendo.
Quizás vistamos como nos gusta cada día para ir a la calle, al trabajo, al colegio o a la universidad. Pero no en todos los trabajos puedes llevar la ropa que quieras, a veces es necesario un uniforme por ejemplo los policías, los bomberos, los médicos, los cirujanos o los que trabajan en Carrefour. Esto también ocurre en colegios donde es obligatorio llevar uniforme de un color determinado y con una forma determinada y no se puede llevar nada fuera de ese uniforme. En estos casos no llevamos la ropa que queremos, sino que nos disfrazamos. Y no es Navidad, Halloween o Carnaval.

Sobre este tema estuvimos reflexionando en la penúltima clase con Pilar y apuntamos en una pizarra de papel, porque no había tizas, los momentos en los que nos vestíamos de una forma especial, que podemos llamar disfrazarnos, porque no nos vestimos como nos gustaría. Una vez escritas en la pizarra, las escribieron en papelitos que luego metieron en un sombrero y todos, unos por uno, cogimos un papel escrito con un disfraz diferente.



Todas estas fueron las ocasiones que salieron en clase en las que nos vestimos de forma especial. Son ocasiones muy variadas en las que nos vestimos también de formas muy distintas o por razones distintas. Por ejemplo para ir a una boda quizá no tengamos que ir elegantes, nadie lo ha dicho en realidad, pero intentamos ir lo más elegantes posible y por supuesto no usamos la misma ropa que para otra ocasión. Algo parecido ocurre si eres cirujano, este disfraz sí es obligatorio porque es de usar y tirar para cuidar la limpieza en los quirófanos, porque de él depende la vida de personas, aunque tampoco este disfraz se emplea en otras ocasiones.

Con esto quiero decir que unos disfraces son más necesarios que otros. Por ejemplo para ir a nadar, a la playa, a esquiar o a trabajar es necesario llevar una ropa específica.
Y aquellos que no son tan necesarios quizás se mantienen porque son ocasiones especiales en las que es bonito y divertido disfrazarse, por ejemplo en las bodas, en las fiestas del pueblo, para bailar sevillanas, para salir de fiesta, para Halloween o para nochevieja. Son ocasiones especiales, que no se repiten normalmente y que aprovechamos para vestirnos mejor de lo normal, y está bien hacerlo de vez cuando.

Para estas ocasiones está bien disfrazarse pero hay gente que se disfraza para camuflar cómo es, su forma de ser y de vestir. Y lo hacemos porque nos avergonzamos de cómo somos. Este caso se puede comparar con el maquillaje: siempre hemos oído que el maquillaje es una máscara que nos ponemos. Quizá sea verdad, es verdad, nos maquillamos porque no nos gusta e intentamos disimularlo. O puede ser que con el maquillaje intentemos mejorar aquello que no nos gusta o todo lo contrario, resaltar lo que nos gusta.
Lo mismo ocurre con la ropa, como antes he dicho nos disfrazamos para disimular lo que no nos gusta. Pero también puede ser para intentar mejorar aquello que no nos gusta o para resaltar lo que sí nos gusta.

Por ejemplo hay personas que se ven gordas y van siempre de negro, porque siempre se ha dicho que el negro disimula y en cambio les encantaría ponerse ropa de mil colores, pero por vergüenza no lo hacen, porque se avergüenzan de su cuerpo. Para mí eso es un caso de ir disfrazado día a día y quizá sin saberlo. Este es sólo un caso pero habrá muchos más a nuestro alrededor aunque no nos demos cuenta.

EL DIBUJO INFANTIL


A través de los dibujos que realizan podemos detectar diversos problemas en los niños. Los dibujos de los niños, nos transmiten cierta información que podemos llegar a percibir si conseguimos entender el mensaje que se oculta. En sus pequeñas obras, pueden reflejar temores, miedos, secretos, alegrías o tristezas, de una forma inconsciente. Gracias a ellos, se han podido detectar situaciones como los abusos sexuales o el maltrato.

Hay diferentes etapas:

1. Etapa pre-esquemática (4-7 años):

En esta etapa ya se hace referencia a la diferencia entre suelo y cielo. Los colores empleados no tienen porqué ser reales. En nuestro ejemplo, el niño sabe distinguir entre un suelo azulado, y un cielo sin colorear, formado por un sol con rostro, y una nube coloreada en un tono azul clarito. La presencia de éstas, puede indicar alguna situación climática, o puede servirnos como un indicador de algún nivel de ansiedad, común en niños sensibles, dándonos cuenta de que es consciente de que su vida posee momentos agradables y desagradables. Y en cierta forma sabe diferenciar las nubes que anuncian un simple chaparrón, de una tormenta.
En el suelo del dibujo, aparece una flor. En general representan deseos de agradar, simpatía y dulzura en el comportamiento. Es mas frecuente la aparición de flores en los dibujos de las niñas. Si a un niño desde pequeño le enseñamos la naturaleza, es más fácil que desaparezcan los estereotipos, y ponerle otros colores.


La complejidad ya es mayor y aparecen bocadillos donde mezclan la palabra con los dibujos. Además coincide con que están aprendiendo a escribir y quieren expresarse. También aparecen los bocadillos en los animales, en vez de en las personas.



Suelen emplear otros materiales como las acuarelas, intentando superarse a sí mismos debido a su mayor dificultad, y figuras antropomorfas.


2. Etapa esquemática (7-9 años):

Esta etapa está formada por muchos elementos de la anterior. Ahora, ya han encontrado un esquema, es decir, una forma de representación. Si esta representación es siempre igual puede producirse una repetición o bloqueo. Esto puede deberse a que le han felicitado porque el dibujo esté bien hecho.

3. Arquetipos:


Es una etapa situada entre la pre-esquemática, y la esquemática. Está compuesta por diferentes factores:

  • El héroe: El protagonista sería el niño que se representa a sí mismo. Destacan los sentidos, la cabeza, y las manos, que son las partes más representativas.

  • Las sombras: Son elementos emocionales que no mostramos en persona, pero sí en el dibujo. Como llorar, rabia, tristeza, o cosas que queremos hacer, pero sabemos que está mal.


  • El ánima: Es una forma de interpretar. Es considerado como la forma de decorar propia de las chicas. Y al ser un chico, hay que fijarse cuando representa figuras femeninas.

  • El viaje: Es un tema muy abundante, y casi siempre en barco. Este barco, le permite moverse por el agua, la cual es una representación de la emoción, por lo que el barco se mueve por la vida.

  • El árbol: Es un elemento simbólico relacionado con procesos vitales, transformaciones, caminar por la vida, procesos de caminar… Por lo que es relacionado con la persona.


A veces los niños se encuentran en una etapa donde están muy influenciados por dibujos animados, y es lo único que quieren dibujar. Pero muchas profesoras se niegan a aceptar que realicen estos dibujos animados. En cambio otras, se centran en un dibujo que les gusta mucho y no hacen otra cosa que copiar o dibujar ese personaje. No es bueno reprimir a los niños en el dibujo, ya que es una forma de expresarse, y de imaginar historias.



4. Etapa realista (9-12 años):


Esta etapa está muy influenciada por la pandilla, por la diferenciación de niños y niñas con sus diferentes gustos. Cada vez existe una mayor influencia del entorno. Pueden mezclar un icono con algo que le gusta al niño.
A los 9 todavía está entre etapas y mezcla dibujos incluyendo personas reales junto con dibujos animados.
A partir de los 12 años, empieza la etapa de la elección, donde los niños creen que no dibujan bien y dejan de dibujar, con la falta del apoyo paterno.

martes, 19 de enero de 2010

Taller del cuerpo

El taller del cuerpo duró tres días. Fue un taller que Pilar nos propuso para investigar el cuerpo, trabajar con él y reformarlo.

Pero qué mejor forma de trabajar y conocer el cuerpo que con la introducción que MªJosé nos hizo sobre los “chakras”.














Nos explicó un poco lo que eran, los siete que había y además nos hizo una demostración. El tema de los chakras siempre me ha llamado la atención porque son cosas muy espirituales a la vez que interesantes. Sabiendo de ellos podremos controlar nuestro cuerpo porque sabemos dónde se produce cada movimiento, cada dolor, cada tensión y gracias a ello podremos relajarnos más fácilmente empleando el yoga, pilates…

La palabra chakrá significa “círculo o rueda”. La función de estos chakras es recibir, acumular y distribuir el prana, que es aire del interior del cuerpo que en Occidente no es aire sino la energía invisible. Los chakras se encuentran alineados en nuestro cuerpo desde la base de la columna vertebral. En el chakra del ano hallaríamos la serpiente invisible, la cual con yoga tántrica subiría por los chakras hasta llegar al chakrá superior donde se encuentra Brahman(dios abstracto).
Estos chakras se encuentran en el cuerpo humano, son siete representados todos como flores pero cada uno representado con un color diferente:

1: Sajasrara chakrá: controla a todos los demás. 2: Agñá chakrá: es la percepción, el tiempo y la luz.

3: Vishuddha chakrá: es la comunicación y el crecimiento(o expresión) 4: Anajata chakrá: es la emoción, la compasión, el amor, el equilibrio y el bienestar 5: Manipura chakrá: es la digestión. 6: Suadhisthana chakrá: es la sexualidad y la creatividad. 7: Muladhara chakrá: es el instinto, supervivencia, seguridad
Tras esta introducción sobre la energía que tenemos dentro de nosotros empezamos con nuestro pequeño muñeco.

1.El primer día del taller debíamos llevar un muñeco parecido a nosotros mismos hecho por nosotros y ropa hecha con diferentes materiales, como periódicos, cartulinas, papel de regalo o revistas, que también debíamos fabricar nosotros empleando también cinta de pintor.

Yo entendí esta explicación mal y creía que había que hacer un muñeco con esos diferentes materiales. Y eso fue lo que hice.


Pero en clase vi que no era eso lo que había que hacer, que había entendido una cosa muy distinta y en mi casa hice de nuevo la muñeca y toda su ropita. El cuerpo de la muñeca lo hice con cartulina y el pelo con papel pinocho. Para la ropa usé también diferentes texturas y colores, como papel charol, cartulina y papel de seda. Le hice a la muñeca todo tipo de ropa: una camiseta, un pantalón y unas playeras, una falda, unos leggins y una camiseta más informales, un vestido a juego con unas botas más formales, un vestido rosa elegante y un pijama de vaca para dormir.


































La verdad es que hacer la muñeca me encantó, fue como jugar a los recortables de nuevo,pero un poco más complicado porque tenías que tomar las medidas para hacer tú misma la ropa. Con esto te das cuenta de que te haces a ti misma, haces la ropa que te gusta llevar o la que te gustaría llevar alguna vez. Me lo pasé muy bien y cuando terminé y vi que todo había quedado bien me gustó más todavía.



































2.El segundo día debíamos tener ya la muñeca del primer día hecha y pasar al siguiente paso. Ese día debíamos llevar papel continuo porque lo íbamos a extender en el suelo para ponernos nosotros tumbados sobre el papel y que un compañero dibujase nuestra silueta. Una vez dibujada la silueta nosotros, o sea la persona que había sido pintada debía señalar las partes que le gustaban de su cuerpo, las que no le gustaban y aquellas que les molestaba o que habían sufrido algo en ella, por ejemplo un esguince.


Mi compañera fue Elena, ella me dibujó la figura con un rotulador y yo marqué las siguientes partes:
Así, señalé las partes del cuerpo que no me gustan en verde, en rojo donde tengo cosquillas, en azul las partes que me duelen o molestan y en rosa las partes que me gustan de mí.


En verde marqué zonas como los brazos que no me gustan y, aunque no se vean, los pies también. No me gustan bien por su forma o porque son feos.

En rojo los brazos y la tripa porque siempre tengo muchas cosquillas ahí, aunque también me gusta que me toquen ahí porque es divertido.

En azul oscuro las partes que me duelen, marqué el cuello y la espalda porque llevaban unos días doliéndome, la tripa porque siempre siempre me duele porque la comida me sienta mal y aunque tampoco se vea, los pies porque también me duelen con frecuencia.

Y finalmente en rosa marqué las partes que me gustan que son los ojos y la boca.


Al acabar, ya en casa, pensé que hay más partes de mi cuerpo que me molestan y no me gustan que sí me gustan. esto significa que no me acepto del todo, aunque tampoco hago mucho por cambiarlo.


Al terminar conmigo empecé yo a pintar a Elena tal y como ella me había dibujado a mí también. Y también señaló sus partes del cuerpo.


Nos reímos mucho dibujándonos porque es una cosa que no se hace normalmente y por ejemplo yo tengo cosquillas en muchas partes del cuerpo y cada vez que se acercaba para pintarme yo me reía porque me hacía cosquillas.

Con esta actividad reflexionamos sobre nuestro cuerpo, pensamos en las partes que nos gustan y en las que no, aquellas que nos molestan y las que no. Con esto deberíamos aprender a que todo nuestro cuerpo nos guste y no rechazarlo casi todo como la mayoría de las personas hacemos. De hecho en mi caso, de mi cuerpo me gustan pocas partes, son más las que no me gustan. Esto hace que le des mucha más importancia a aquellas que no nos gustan y pensamos que todo el mundo se fija en ellas en cuento nos ven y en cambio no pensamos tanto en aquellas de las que podemos sacar partido porque son nuestros puntos fuertes y simplemente aceptarlas.

También es cierto que hoy en día ya hay consejos de maquillaje para disimular aquellas partes que menos nos gustan y resaltar las que más nos gustan. O también a la hora de vestir podemos elegir ropa que favorezca más a nuestro cuerpo por la forma que tiene.
Estos son trucos que se han inventado para disimular nuestras imperfecciones o defectos, aquellas que odiamos de nosotros y que en muchos casos llevan a personas a despreocuparse de su cuerpo completamente en vez de intentar mejorar o disimularlas. Por ejemplo si no nos gusta el perfil de nuestra nariz no podemos hacer nada por mejorarlo, pero si no nos gusta la barriguita que tenemos podemos controlar nuestra dieta y empezar a hacer un poco más de ejercicio.
También frente a estas soluciones lentas y trabajosas se han inventado otras mucho más rápidas, eficaces, despreocupadas y caras, económicamente hablando. Son los quirófanos y las operaciones. Por ejemplo si su nariz, los mofletes o las cejas no les gustan, en vez de aceptarse recurren a la cirugía. En este punto puedes pensar es una tontería operarse por eso o también puedes pensar si con tan sólo una operación aprendes a aceptar el resto de tus partes como son, quizás no es tan mala idea que se opere. Pero hay muchas personas que empiezan operándose una cosa porque no les gustaba y terminan operándose cada cosa porque ven que pueden cambiar todo en un momento. Y se puede crear incluso un problema. Es el caso de Michael Jackson. De pequeño era un niño negro muy guapo y gracioso y a medida que fue creciendo empezó a operarse, cambiando incluso el color de su piel. Se operó varias veces la nariz y hasta dijeron que se le estaba cayendo de todas las operaciones que llevaba. En mi opinión eso no es normal, no es normal operarse para cambiarse el color de piel. Pero es un claro ejemplo de una persona que no se aceptaba así mismo.



También se realizan operaciones que sí que son innecesarias como las liposucciones. Quizás sí sean necesarias en casos extremos pero a mí me parecen, en al mayoría de los casos, una forma fácil de conseguir lo que quieres en vez de esforzarte por comer menos y mejor y hacer ejercicio. Pero claro este último método requiere fuerza de voluntad, pero es bonito esforzarse por una cosa que quieres porque cuando la consigues te sientes orgullosa de haberlo conseguido. Pero quizá lo más difícil sea mantener lo que se ha conseguido.

Todo esto son diferentes formas de aceptar nuestro cuerpo. Porque aceptarnos es importante para valorarnos, para sentirnos bien, ser fuertes, ser capaces de conseguir cosas y de que los demás nos quieran como somos y nos valoren también. Si tenemos problemas no tenemos tantas ganas de hacer cosas, ni nos valoramos ni hacemos que nos valoren porque creeremos que todos son mejores que nosotros.

3. El tercer día nos ocuparíamos de customizar una Barbie, es decir, cambiar cosas de ellas que no nos gusten o que nos cansen. En realidad no se lo cambiamos a la muñeca sino que nos lo cambiaríamos a nosotros mismos.
Esta es la barbie al principio del proceso:


Barbie siempre ha tenido la imagen de muñeca buena con el pelo largo, rubio y liso, ojos claritos, labios finos y siempre con una sonrisa, delgada, muy delgada, bien vestida para cada ocasión.
Pero en algún momento de su vida tenía que haber algo de ella que no le gustase, como a todo el mundo le ocurre. Si nunca lo ha sentido yo voy a mostrar lo que siento sobre ella.

Primero le he cortado el pelo y se lo he dejado de punta excepto un mechón donde tiene una rasta. El pelo lo tiene ahora de varios colores, es morena con mechas azules, las puntas son naranjas y la rasta es morada.
Con esto yo quiero decir que quiero tener más valor para tomar decisiones, ser más lanzada, decidida y atrevida por ejemplo a la hora de cortarme el pelo, me gustaría un cambio pero siempre me da miedo.















Después le he cortado los pies porque no me gustan y siempre tengo problemas con ellos. Y he pintado las manos porque tampoco me gustan.
Le he puesto una falda larga para tapar las caderas que tampoco me gustan.
Y por último he tapado todo su cuerpo excepto los ojos y la boca porque es la parte de mí que sí me gusta.


Lo que no me gusta lo tapo:



















Lo que me gusta lo resalto:





Con este ejercicio hemos reforzado la idea de aceptar nuestro cuerpo porque hemos nombrado y señalado las partes que nos gustan y las que no. Pero las que no me gustaban las tapo o las corto como medida más drástica. Aunque es mejor taparlas, disimularlas como hemos dicho antes. Y las partes del cuerpo que me gustan las he resaltado tapando el resto del cuerpo, para que sólo se vea lo que yo quiero que se vea. Así aprendemos a querernos.
Yo también me he referido a la forma de ser en el primer cambio que he hecho, el corte de pelo. Asi que esto también me ha servido para contar y saber lo que me gustaría cambiar de mi forma de ser, que quizás se pueda cambiar, pero para eso tengo que querer cambiar.

lunes, 18 de enero de 2010

¿Has dibujado con chocolate?Nosotros ¡SÍ!

Después de la teoría del chocolate, el segundo día empezaríamos con la práctica.
En la práctica debíamos llevar:
  • Obleas

  • Chocolate, a poder ser líquido.

  • Pinceles

  • Papel de cocina

  • Platos

  • Y… ¡un vaso de agua! muy importante porque el chocolate es comida y nos lo íbamos a comer después.


Yo estaba nerviosa y emocionada, no sabía lo que nos esperaba, aunque a primera hora de la mañana lo único que apetecía era desayunar la oblea y el chocolate.
Llegamos a clase con todo nuestro material y Pilar nos explicó lo que íbamos a hacer de forma más detallada que el día anterior.
Tendríamos que hacer mandalas, que son dibujos que van de dentro hacia fuera. El objetivo de estos mandalas era expresar nuestra energía y nuestros sentimientos. Para ello debíamos partir de un punto central del mandala donde representaríamos nuestra energía más interna y a medida que nos acercábamos al exterior del mandala expresábamos nuestra energía más superficial y cercana a los demás. Y así es como organizamos la energía que teníamos dentro y nos libramos de la mala energía.

Una vez que terminásemos nuestro mandala debíamos ofrecer al resto para que se lo comiese. Pero Pilar nos dio un consejo, si teníamos energía negativa dentro y la habíamos expresado en el dibujo era mejor no ofrecer porque esa energía se transmitía al comérsela. Y nos contó un caso de otro año, donde una chica había reflejado toda su mala energía, ofreció al resto de su mandala y les sentó mal porque estaba cargado de energía negativa y mala.

De esta forma, supongo que un mandala muy oscuro, recargado, triste significaría que la energía es mala, que nuestro estado de ánimo no es bueno y nos encontramos mal en nuestra vida. Por el contrario, si el mandala es alegre, simple, decorado, bonito nuestra energía es positiva, estamos alegres, contentos, felices y lo expresamos de esta forma.

Una vez explicada la tarea empezamos a dibujar lo que sentíamos, yo creo que todos empezamos dibujando con los pinceles pero terminamos cumpliendo un sueño, o al menos el mío, dibujar con los dedos. A mí siempre me ha gustado dibujar con los dedos, me siento más inspirada y en contacto con las pinturas. Y además esta situación era especial porque dibujábamos con las manos pero no con pintura sino con chocolate, con comida y eso me emocionaba más. Me sentí pequeña de nuevo. Como este niño que pinta con los dedos como algo nuevo y emocionante:





video

Esta soy yo haciendo mandalas:


























Viendo mis mandalas yo creo que la energía es positiva, aunque no debía ser muy positiva porque recuerdo que justo el día anterior había recibido una mala noticia y estaba triste y nerviosa, así que algo del mandala deberá transmitir una mala energía. Yo creo que el punto del centro todo pintado y oscuro es el que refleja ese malo sentimiento, mientras que el resto ya es positivo porque en mi opinión es alegre y no está recargado.
Pero yo creo que la interpretación que he hecho de mi mandala tiene sentido porque el problema sabía que se iba a solucionar por lo que no debía ser muy grande, y el resto de cosas en mí estaban bien.
También pudo ocurrir que el mandala esté mal hecho o que al hacerlo tapé la mala energía con otra positiva.

Mientras yo hacía mi mandala, con el que estuve bastante tiempo, el resto hacía sus propios mandalas y hubo uno que me llamó la atención, el de Agueda. Ella había acabado su mandala y la verdad es que era muy bonito y positivo, pero de repente lo rompió en trozos e hizo una foto del mandala antes y después de romperlo. No sé si lo rompió porque lo sentía, porque quería o porque lo iba a repartir entre todas nosotras, que es lo que hizo luego. Pero fue un gesto que me llamó la atención porque a mí me dio mucha pena romper el mío para comérnoslo porque después de pintarlo durante tanto tiempo era ya como una obra de arte, aunque tuviese energía negativa.

Con este ejercicio, además de pasárnoslo bien, de hablar todos, de relacionarnos, de ver el trabajo de los todos, de compartir lo que hacemos…aprendimos a expresarnos de otra forma distinta y nueva.
Aprendí lo que era un mandala y a reflejar en él lo que sentía, tanto lo bueno como lo malo.
Y sobretodo nos sirvió de terapia para dedicar un día a expresarnos, a ver lo que sentíamos y a reflexionar sobre ello. Estuvo muy bien porque no siempre tenemos tiempo de pararnos a pensar, sino que vamos con prisas y no dejamos de hacer cosas y no pensamos en las cosas que nos ocurren. No me refiero sólo a las malas porque cuando nos pasa algo malo siempre tenemos tiempo suficiente para pensar más todavía y deprimirnos más aún. Mientras que si lo que nos ocurre es bueno estamos más felices aún, pero no pensamos durante tanto tiempo en ello porque al estar felices estamos más activos porque tenemos ganas de movernos, de enseñar a la gente que estamos felices y contentos. Y aunque sepamos la razón, no la valoramos hasta que llegan esos momentos malos donde añoramos esos otros momentos felices que no valoramos.

Por eso deberíamos hacer más clases como esta, para reflexionar aunque sea obligatoriamente.

PANDEMIA

El significado real de la palabra pandemia es aquél tratado como enfermedad de todo un pueblo. Para poderse tratar como tal, debe ser bastante infeccioso, con un grado elevado de mortalidad, y una fácil propagación mundial.

Un claro ejemplo de pandemia, fue la gripe española sucedida entre 1918 y 1919, cobrándose cuatro veces más de muertes, que la I Guerra Mundial. Provenía del desconocido virus aviar H1N1, y fue considerada la peor pandemia de la historia. Los países implicados en la Gran Guerra no informaban sobre la epidemia, de modo que las únicas noticias venían de la prensa española. Por lo tanto, esta pandemia recibe ese nombre, debido a la censura de tiempos de guerra, y no a su origen (en Kansas). Su efecto era una dolencia respiratoria leve, aunque muy contagiosa. En abril ya se había propagado por toda Norteamérica, y también saltado a Europa con las tropas americanas.

Otra de las pandemias destacadas, es la de la gripe de Asia. Sucedió en China en1957, y en pocos meses se expandió por todo el continente asiático, de ahí su denominación.
Rápidamente la epidemia se extendió a otros continentes. Las causas de su propagación fueron debidas al tráfico marítimo, siendo las ciudades portuarias, las primeras en sufrir los efectos de la infección. Los más afectados fueron los niños, escolares y adolescentes.

El Sida también cobra gran importancia dentro de las más principales pandemias. Su origen se encuentra en el año 1981, cuando el Centro para la prevención y control de enfermedades de Estados Unidos convocó una conferencia de prensa donde describió cinco casos de neumonía en Los Ángeles. Al mes siguiente se constataron varios casos de sarcoma de Kaposi, un tipo de cáncer de piel. La aparición conjunta de la neumonía por Pneumocystis carinii, y el sarcoma de Kaposi, llamó la atención a los médicos. La mayoría de los pacientes eran hombres homosexuales sexualmente activos, muchos de los cuales también sufrían de otras enfermedades crónicas. Las pruebas sanguíneas que se les hicieron a estos pacientes mostraron que carecían del número adecuado de un tipo de células sanguíneas llamadas T CD4+. La mayoría de estos pacientes murieron a los pocos meses.

El tifus es la enfermedad epidémica de tiempo de guerra. Su primer impacto se produjo en España en 1489. Esta enfermedad no se propaga directamente entre las personas, sino a través de las pulgas contagiadas de las ratas cuando contaminan heridas frescas de la piel. Sus síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y dolores generales que son seguidos por una erupción.
El Síndrome Respiratorio Agudo Severo fue detectado debido a que la Organización Mundial de la Salud lanzó un alerta global acerca de la neumonía atípica dada en Hong Kong, y más tarde propagada a países como China, Singapur, Vietnam y Tailandia. El agente etiológico, altamente infeccioso, con una tasa de ataque mayor al 50% entre los trabajadores de la salud, fue identificado por una red de laboratorios convocados al efecto como una cepa hasta entonces desconocida del agente viral asociado en humanos al catarro común.
Eran reportados principalmente por adultos sanos con una edad comprendida entre los 25 y 70 años. Sus síntomas son fiebre, dolor de cabeza, malestar, y mialgias. En sus comienzos algunos casos han tenido síntomas respiratorios leves. Transcurrida una semana, comienza la fase respiratoria baja, acompañada con una tos seca.
La presentación clínica sugiere una enfermedad de severidad variable desde leve, hasta fatal.

La gripe aviar es una enfermedad infecciosa de las aves causada por las cepas tipo A del virus de la gripe. En las aves, la infección puede manifestarse de diversas formas, desde síntomas leves, que pueden pasar desapercibidos, hasta una enfermedad mortal, pudiendo provocar una grave epidemia.
Los virus de la gripe aviar normalmente no infectan a los seres humanos. Sin embargo, se han dado casos de cepas hiperpatógenas que han provocado enfermedades respiratorias graves en el hombre. En la mayoría de los casos, las personas infectadas habían estado en contacto directo con aves de corral infectadas u objetos contaminados por sus heces. No obstante, preocupa la posibilidad de que el virus pueda mutar y adquirir la capacidad de transmitirse fácilmente entre humanos, lo que aumentaría el riesgo de una pandemia de gripe.

Por último, y esta vez más reciente y conocida por todos nosotros es la temida gripe A, surgió el año pasado, 2009. Su origen es porcino, por esta razón se denomina gripe A, porque A es la letra con la que se denomina la familia de los virus de la gripe humana y la de algunos animales como cerdos y aves.
La tasa de mortalidad de la enfermedad inicialmente fue alta, ha pasado a ser baja al iniciar los tratamientos antivirales.
Sus síntomas son fiebre, dolores musculares, malestar general, dolor en la garganta y dificultad para respirar. En ocasiones también pueden aparecer nauseas y vómitos.

Cuando apareció esta gripe comenzó un miedo generalizado en casi todo el mundo ya que se habían producido bastantes muertes. Se extendió rápidamente por todos los países desde su país de origen, Méjico. Rápidamente se tomaron medidas como impedir que personas de Méjico salieran de allí. Pero pasaron muchos meses, demasiados, hasta que se inventó una vacuna contra la gripe A. Mientras tanto todos los días en todo el mundo moría alguien a causa de esta gripe. Los casos de muerte parecían aleatorios, pero más tarde comenzaron a decir que afectaba más a las personas que tenían antecedentes clínicos, con alguna enfermedad y a mujeres embarazadas. Mientras que las personas mayores de 80 años eran más resistentes a esta gripe porque ya habían sufrido una gripe similar en su juventud. Así murieron mujeres embarazadas, personas con antecedentes clínicos o niños y sobretodo en países no tan desarrollados con unas condiciones peores murieron más personas.
Se empezaron a tomar más medidas preventivas como lavarse las manos con más frecuencia, usar pañuelos de usar y tirar, taparse la boca al toser, ventilar las habitaciones, limpiar el polvo…Medidas preventivas que quizá sirvieron pero que aún así gente continuó muriendo.





Yo creo que era más el miedo de coger la gripe A que el simple hecho de pasarla. En los hospitales repartían mascarillas para protegerse y había gente que las empleaba para ir por la calle. Y en los hospitales en cuanto tenías síntomas parecidos a los de la gripe A para prevenir te hospitalizaban o te daban la baja para que estuvieses en casa y evitar contagiar a más personas.

Al final la situación no fue tan grave y personas conocidas pasaron la gripe A y fue como una gripe normal, quizá un poco más fuerte. Pero sin riesgos de muerte, sólo en personas determinadas como se dijo antes.

Pero tras unos meses por fin sacaron la vacuna contra la gripe A, recomendada para las personas en riesgo, es decir, las embarazadas, los que tenían antecedentes y problemas respiratorios, para los niños y las personas mayores.

Hoy ya nadie se acuerda y hace tan sólo unos meses, pero hace unos meses era el temor de todo el mundo. Mientras que otras pandemias como el sida, que no hace unos meses que ocurrió, sino que está ocurriendo constantemente no hablamos de ello porque ya casi nos parece algo normal. Cuando debería parecernos peor, porque sin justificación mueren muchas personas de sida que las que murieron en unos meses por la gripe A.
El tema del sida en los países desarrollados está un poco más controlado por las medidas que tenemos pero en países subdesarrollados como África muere todos los días al menos una persona de sida porque no disponen de medidas suficientes como anticonceptivos, por ejemplo. Y aunque dispongan de ello, su mentalidad no los acepta y no se soluciona nada. Aquí la solución no sería dar el medio, que sería el anticonceptivo, sino cambiar la mentalidad de las personas, hacerles ver lo que ocurre, las consecuencias de sus hechos. Aunque ellos las deben ver también sin necesidad de que nadie se lo diga y no hacen nada.